jueves, 31 de enero de 2008


Vuestras historias me gustan mucho. Ya estoy impaciente por saber si consiguen llegar a la Esmeralda.
Me presento,soy Yury, el primo de Yoco.

 www.kiwee.com

Continuación de nuestra historia

Primera aventura


 www.kiwee.com
Cuando llegaron al Puente Mentiroso. éste les dijo:
-¿Quiénes sois?
-Yo soy Yoco.
Y Yo soy Pocki y queremos pasar para llegar al Bosque Oscuro.
- Vale, pero con una condición.
-¿Y cuál es ?- dijeron los dos al mismo tiempo.
-Pues, que yo os digo una cosa y vosotros decís si es verdad o es mentira, ¿vale?.
-De acuerdo.
-Vale, empiezo. Una nuez redonda y se come la cáscara. ¿Verdad o mentira?.
-Verdad- dijo Yoco.
-¡Correcto!, podéis pasar- dijo el puente.
Dijeron adiós y entraron en el Bosque Oscuro.
Manolo Larios
Cuando iban pasando por la mitad, el Puente Mentiroso empezó a decir mentiras. Por ejemplo:
-¿Qué hacéis aquí?
-Estamos buscando la Esmeralda Cristalina de la Hierba Maldita.
El puente Mentiroso les dijo:
-¡Si esa Esmeralda ya te la has pasado!
-¡¡¡Quéééé! Lo consultaré en mi mapa.
Al mirar, Yoco se dio cuenta que era una mentira. Entonces no le echó cuenta y siguió para adelante.
Marta
Yoco y Pocki entraron y dieron un paso los dos. Yoco tenía un poco de miedo y Pocki también. Vieron un búho que hablaba y Yoco escuchó a alguien llegar. Entonces se dio la vuelta y vio el puente. Los dos gritaron:
- ¡¡¡Aaaaaaaah!!!.
El búho les dijo:
-¡Tranquilos, tranquilos!
Como era el Puente Mentiroso, el búho les dijo:
- Podéis pasar con una condición:
- Yo os digo una adivinanza y vosotros me la tenéis que adivinar y os dejaré pasar por las puertas.
Yoco y Pocki contestaron los dos a la vez:
-¡¡De acuerdo!!
El búho les propuso esta adivinanza:
"Adivina, adivinanza,
es chiquitita
como un ratón

y guarda la casa
mejor que un león".
-¿Qué es?
Los dos se quedaron pensativos y a Pocki se le ocurrió una respuesta y dijo:
- La cerradura.
El búho le dijo:
- ¡No, no!
A Yoco se le ocurrió otra respuesta y contestó:
- La llave.
El búho enfadado dijo:
- Es la respuesta correcta.
Yoco gritó:
¡¡¡Eureka!!!
El búho abrió la puerta u los dos salieron corriendo.
A Yoco le entró hambre y sacó de su mochila un bocadillo de chorizo y le preguntó a Pocki:
-¿Quieres un bocadillo de chorizo?
Pocki contestó:
-¡Sí, por favor!
Los dos se lo comieron como locos, porque tenían mucha hambre. Terminaron de comérselo, anduvieron un poquito y se encontraron con unos fantasmas mágicos. Gritaron:
-¡¡¡Aaaaaaaaaaah!!!
Los dos juntos corrieron otra vez para poder cruzar el Puente Mentiroso que no se había terminado porque era una trampa. No se cayeron por poquito. Siguieron hasta encontrar la otra puerta y ésta, sí era de verdad. Tenía un cartel que ponía: "Si queréis entrar tenéis que decir una adivinanza. A Yoco se le ocurrió una y dijo:
-"Tan redonda como un queso,
nadie puede darle un beso."
Se abrieron las puertas, entraron, corrieron y salieron del puente. Una bruja les dijo:
-¡Enhorabuena! Vais camino de la Esmeralda Cristalina de la Hierba Maldita.
Y Yoco gritó:
-¡¡¡Eureka!!!
Pilar
Pocki le dijo a Yoco que no pasara por el Puente Mentiroso porque te mentirá. El puente sabía hablar pero decía muchas mentiras. El Puente Mentiroso les hizo un acertijo. Lo adivinaron. Era: "Puedo abrir y cerrar con ella"
-La llave- dijo Yoco.
-Sí, pasar.
Pero de pronto el puente se rompía tabla por tabla. Sin dudar lograron pasarlo.
Alejandro Morales
Yoco va caminando y pisa una loseta y por cuatro agujeros de los dos laterales sale fuego. Yoco se agacha y dice:
-¡Hay que pasar como si fuéramos espías! Cuando lleguemos a la losa verde, deberemos dar un gran salto porque segurísimo que hay otra trampa.
Pero no había otra trampa y cruzaron el puente.
Entonces el duende le dijo a Yoco que estaba muy cansado y que tenía muchísima hambre. Yoco estaba igual de hambriento.
Jesús
Cuando llegaron al Puente Mentiroso, vieron unos pinchos pequeños. Yoco dijo:
-¿Cómo vamos a cruzar?
- No lo sé. Podemos ir volando- dijo Pocki.
-¿Cuatro mil metros?. ¡¡¡Ni que lo pienses!!!- dijo Yoco.
-Ya, nos subimos a un árbol y lo usamos como catapulta- dijo Pocki.
Se subieron al árbol y lo usaron como catapulta. Cuando estaban en el aire tuvieron que ppasar un montón de peligros como el Árbol de Fuego, que Yoco tuvo que pasar aleteando etc.
Cuando llegaron al árbol objetivo se tomaron tres bocadillos de jamón.
Alejandro Rodríguez
Cuando iban a cruzar el puente se detuvieron ante un cartel que ponía: "No pasar, Puente Mentiroso"
Pocki preguntó:
-¿Qué hacemos, Yoco?
Yoco respondió:
-Pues pasar, supongo.
Pocki miró hacia los lados por si había algún peligro. Lo que sí había eran dos puentes iguales,
Pocki exclamó:
-¡Mira Yoco, hay dos puentes iguales!
Yoco los miró y dijo:
-Es verdad.
Yoco se quedó pensativo hasta que se le ocurrió una idea. Cogió tres piedras y le dijo a Pocki:
-Pocki, tira esta piedra a aquel puente.
-¡Vale!- dijo Pocki.
Las tiraron y entonces Yoco gritó:
-¡El de la derecha es el verdadero, los demás eran espejismos!
Pocki dijo:
-Claro por eso le llaman el Puente Mentiroso.
Paula Urbano
Cuando llegaron al puente, se encontraba cerrado. De pronto apareció un hombre muy grande y fuerte que les dijo:
- Yo soy el guardián del puente. El puente se abrirá cuando contestéis una pregunta. Pero tened en cuenta que vuestra respuesta tiene que ser una mentira, o sea, lo contrario de lo que pregunte. ¿Lo habéis entendido?
-Sí, lo hemos entendido.
- Pues bien, ahí va mi pregunta: ¿qué estáis buscando?
Yoco y Pocki se miraron. Sabían que no podían decir que buscaban la Esmeralda Maldita, pero no sabían muy bien como contestar lo contrario. Después de pensar un rato dijeron:
-No buscamos nada, sólo queremos cruzar el puente para contemplar la otra orilla. El puente sólo se abre con mentiras e historias increíbles. Por esta vez se abrirá pero de regreso volverá a estar cerrado. Así que ya podéis ir pensando otra mentira más gorda que la otra si queréis regresar.
Carlos
Yoco y el duende Pocki iban al Puente Misterioso.
-¡Hola mis dos amigos Yoca y Pocaki!
-¡Nos llamamos Yoco y Pocki! dijeron los dos a la vez.
-Soy muy resistente. Por mí ha pasado la Monalisa, Leonardo di Caprio y Nicolas Cage- dijo el puente.
¡Venga vamos a pasar!
Cuando iban caminando, los ladrillos se caían a trzos.
-¡Aaaaaaah!- dijo Yoco.
-Jijiji.-rió el puente.
- Si no te rompes, le digo a Jenifer López que no pase.
¡Quééé, vale, vale!
Yoco y el duende pasaron.
José Luis
Seguían caminando por el Reino de los Duendes y Yoco vio la primera prueba según el mapa. Era el Puente Mentiroso. Yoco iba ilusionado por su primera prueba, pero a la vez iba pensando cómo sería, qué haría y muchas cosas más.
Por fin, encontraron el Puente Misterioso. Se pararon los dos a la vez, para saber qué tenían que hacer.
-Hola, malvenidos a mí- dijo el puente.
Yoco y Pocki se susurraron al mismo tiempo al oído:
-¡¡¡Yo me laaargo!!!.
El puente les escuchó y dijo:
- Sólo con una adivinanza y algo más, por mí podrás pasar. La adivinanza es:
"Sólo por barco o por avión
llegarás a mi interior".
Pensaron y era la 13 h., después las 13,30 h., hasta que a Yoco y al duende se les ocurrió y habían pensado lo mismo, era la isla.
-Es la isla. ¡Ya podemos pasar! ¡Eureeeeka!
-No, no, yo he dicho una adivinanza y algo más. Esa cosa que os pido es, eeess. eeeesss, que adivinéis por qué soy mentiroso.
-¡Yo lo sé! Porque debajo tuyo no hay agua- dijo el duende.
-¡No!, no has acertado y como lo habéis intentado, os lo diré. Es porque cuando pasa alguien por aquí yo me alargo. Pero no es para que no salgan nunca, es porque me aburro de estar solo.
-¡Ah, qué pena! ¿Es verdad que no tienes amigos?
-No los tengo.
-Pues de cero, pasas a tener dos amigos, nosotros lo seremos.
-Gracias, os dejaré pasar y no me alargaré.
-¡Adiós!, pronto vendremos a verte.
-¡Adiós!, estoy impaciente.
Yoco y el duende pasaron con normalidad y los tres ya tenían un nuevo amigo.
Malena
Enfrente del puente había una cara muy, pero que muy mentirosa.
-Queréis saber el camino para llegar hasta la Esmeralda?
-¡Claro que sí!- dijo Yoco entusiasmado.
-Seguid ese camino y llegaréis a un bosque. Preguntad por el Pájaro Colorín y él os guiará.
Hicieron lo que les dijo la cara, pero cuando llegaron al final del camino, no había ningún bosque, sino una enorme montaña.
-¡¡¡Nos ha engañado!!! -dijo el duende.
-¿Ahora qué hacemos?- dijo Yoco.
Manuel Rojas
Bueno, llegaron al Puente Mentiroso y estuvieron pensando mucho tiempo. A Pocki se le ocurrió una fantástica idea, mentirle. Dijo Pocki:
- Aunque sea el rey de los reyes de los mentirosos.
-¡Pues, vamos a mentirle!- exclamó Yoco.
Lo intentaron dos veces y entonces dijo Pocki:
-A la tercera va la vencida.
Lo hicieron y el Puente Mentiroso se cansó y así Yoco y Pocki superaron el puente.
Francisco
Cuando Yoco y Pocki llegaron al Puente Misterioso se subieron en él y vieron la Piedra. Cuando fueron a cogerla, ¡catapún!, era un espejismo.
-¡Qué mala suerte, Yoco, parecía tan real!
-Sí y todavía queda mucho.
Entonces se fueron hacia adelante y se encontraron con un Trol. Corrieron, corrieron hasta que el Trol tropezó y desapareció. Otra ilusión.
Empezó el puente a moverse y creyeron que era su fin, pero era otra ilusión.
Vieron dos puertas, pero esas puertas ponían: Puente de las Mentiras y Salida. Una conduciá a la entrada del puente y otra a la salida. Entraron en la primera y llegaron a la salida porque era un engaño.
Gonzalo
Cuando terminaron de pasar el puente, se encontraron con que había dos caminos: uno que iba a la derecha y el otro que iba a la izquierda. Ni el duende ni Yoco sabían qué camino tomar. Decidieron preguntarle al Puente Mentiroso:
- Puente Mentiroso, ¿qué camino debemos tomar para llegar al Árbol Parlanchín?
El puente les respondió:
- Coged el camino de la derecha y os llevará directo al Árbol Parlanchín.
Yoco y el duende tomaron el camino de la izquierda, pues un puente mentiroso nunca dice la verdad.
José Antonio
El Puente de las Mentiras se llama así porque siempre está diciendo mentiras. Por ejemplo, tú le dices: -¿Dónde está la Esmeralda?. Si te dice por la izquierda es por la derecha.
Lola
Cuando iba por la mitad del puente, se oyó una voz diciendo:
- ¿Quienes sois?
Yoco respondió:
- Soy el dragón de Acra y me acompaña mi amigo, el duende Pocki.
El puente preguntó:
- ¿A dónde vais?
-Vamos en busca de la Esmeraldea Cristalina de la Hierba Maldita- respondió Yoco.
El puente les indicó que tomaran el camino de la derecha. Así lo hicieron y después de mucho caminar, se encontraron con una casita y el final del camino.
Cuando se encontraron al final del camino, sospecharon que el puente les había mentido y volvieron para coger el otro camino.
Juanjo
Nadie se había preguntado nunca por qué al puente le llamaban "El Puente Mentiroso". Yoco estuvo pensando en el tema y decidió dar el primer paso. Iría a preguntárselo al Señor Puente.
-Buenos días, Señor Puente, no encuentro explicación para su nombre, ¿por qué le llaman el Puente Mentiroso?
- Mi joven dragón- respondió el puente - de todos los viajeros que han cruzado por mis viejos tablones, tú eres el único que siente curiosidad por mi nombre. Verás, siendo yo joven e inexperto, me hicieron una sola pregunta:
-Señor Puente, ¿dónde queda el laberinto encantado?.
Yo inexperto, en vez de pensar la respuesta, le contesté a tontas y a locas:
- Queda hacia el Norte.

Tiempo después me enteré del nombre que me habían puesto, pues al joven lo había mandado a las mazmorras "Irás y no volverás". A esa persona la condené a vivir para siempre en un lugar horrible.
Elías
¿Por qué se llama el Puente Mentiroso?.
Dice la gente que en el cartel pone máximo 50 km pero en verdad sólo mide 25 km y que por eso se llama el Puente Mentiroso.
Elena
El Puente era mentiroso porque tenía cuatro caminos y hablaba:
-Ir por el primer camino y no por el último.
El primero conducía al laberinto sin salida. Nunca nadie había salido con vida de él.
Mario
Cuando llegaron al Puente Mentiroso Yoco vio un cartel que ponía: "Si me obedeces podrás pasar". Yoco se fijó bien y vio unas letras chicas y leyó: "Encuentras tre diamantes en la forma que leas: un corazón, una punta de lanza y compuestos. Una ves que lo hayas encontrado, colócalos en los moldes".
Pocki dijo:
- Yo tengo un diamante en forma de corazón, pero en mi seta.
Yoco dijo:
-¡Pues vamos!
Lo cogieron y por el camino Yoco vio brillar un diamante, se acercó un poco más y gritó:
-¡¡¡Mira Pocki!!!
Pocki dijo:
- ¡El diamante en forma de lanza! Bien, ya sólo nos falta uno.
Yoco le contestó:
Todavía hay que cogerlo.
Pocki le preguntó:
¿Y cómo vamos a cogerlo?
Yoco metió su cuello, mordió el diamante y sacó la cabeza y dijo:
-Ahora sólo nos falta un diamante.
Entonces, recordó su primera piedra y fue a su casa a cogerla. la tenía en una caja amarilla.
Depués fueron al puente y las colocaron y así pudieron pasar. Pero el puente empezó a derrumbarse y Pocki casi se cae, por suerte oco lo agarró.
Álvaro

Yoco y Pocki en el Puente Mentiroso

El Puente Mentiroso tenía tres caminos y te mentía. Pero Yoco y Pocki lo pasaron porque Yoco voló y vio cual era el correcto y así pudieron dirigirse al Árbol Parlanchín.
Mª Isabel

El día 30 de enero celebramos el día de la PAZ

Click to play JORNADA POR LA PAZ
Create your own slideshow - Powered by Smilebox
Make a slideshow - it's easy!

Hemos alcanzado...


¡Enhorabuena!

 www.kiwee.com

sábado, 26 de enero de 2008


1ª Aventura de Yoco

www.kiwee.com

Yoco en el Reino de los Duendes

En busca de la piedra esmeralda de la hierba maldita

Yoco iba caminando pensativo y preocupado pero alegre. Cuando, de pronto, algo le llamó la atención. Al lado de una roca de color verde con puntos dorados vio una puerta diminuta de cristal verde. Yoco exclamó:

-¡¡¡Eureka!!!, ¡he encontrado la puerta del Reino de los Duendes!

-¿Cómo podré entrar?- susurró.

Se acercó un poco más y vio un mensaje grabado en la piedra que decía:

“Pulsa el botoncito y te harás pequeñito”

Con la puntita de una de sus uñas apretó el botón y por arte de magia se volvió tan pequeño como la puerta. Se acercó, giró el pomo y entró. Nada más atravesar el umbral, vio un ser extraño, pequeñito, con orejas puntiagudas y vestido de colorines.

Los dos chillaron a un tiempo:

-¡Aaaaaaaah! ¿Quién eres?

-Soy un dragón- dijo Yoco.

-¿Por qué eres tan pequeño si los dragones son enormes?.

Yoco le respondió:

-Apreté el botón de la piedra y encogí por arte de magia. ¿Y tú quién eres?.

-Soy el duende Pocki. ¿Qué haces aquí , en mi reino?.

-Busco la Piedra Esmeralda Cristalina de la Hierba Maldita. ¿Puedes ayudarme a encontrarla, por favor?.

-Sí, claro. Los duendes somos muy generosos, nos gusta ayudar, aunque a veces somos muy traviesos y escondemos las cosas.

-¿Sabes dónde se encuentra esa piedra tan rara?- preguntó Pocki.

-Tengo un mapa que nos puede llevar hasta ella.

-¿A qué esperamos?-dijo Pocki entusiasmado.

- ¡¡Pues, allá vamos!!-exclamó alegremente Yoco.

Empezaron a caminar mirando atentamente el mapa que Yoco había sacado de la mochila. Se dirigían hacia el Árbol Parlanchín pero antes, tenían que cruzar el Puente Mentiroso.


  • Continuará

martes, 22 de enero de 2008

GANADORES DEL CONCURSO DE ADIVINANZAS

El concurso ha estado bastante reñido. La mayoría de los participantes ha encontrado la respuesta acertada a las diez adivinanzas. Tuvimos que recurrir a la adivinanza extra que habían traído los finalistas, y ni aún así se pudo desempatar. Para poder elegir al ganador se les propuso una nueva adivinanza y, siendo Pilar la más rápida en contestar, quedó vencedora de nuestro PRIMER CONCURSO DE ADIVINANZAS.
Enhorabuena a todos los participantes y en especial a los 3 finalistas: Paula Rodríguez, Elías y Pilar.

¡¡Enhorabuena Pilar!!


ImageChef.com - Custom comment codes for MySpace, Hi5, Friendster and more



viernes, 18 de enero de 2008

Nuevo concurso


Si te gustan las adivinanzas, éste es tu concurso. Como habrás adivinado se trata de adivinar adivinanzas. Pero, ¿cuántas?. Muy pocas, sólo diez.
Para poder ganar tendrás que enviar a mi correo la solución de las 10 adivinanzas que iré escribiendo en el blog. Espera a tenerlas todas para enviármelas.
El último día para hacerlo, será el domingo, 20 de enero. Ganará quién consiga acertar las 10 y además haya enviado otra adivinanza. En caso de empate el ganad@r será quién haya enviado la adivinanza más difícil o más original.

Adivinanza nº 1

Dos hermanas muy unidas
que caminan a un compás
con las piernas por delante
y los ojos por detrás.
Solución: las tijeras


Adivinanza nº 2
En mí se mueren los ríos,
y por mí los barcos van,
muy breve es el nombre mío,
tres letras tiene no más.
Solución: el mar

2ª RONDA DE ADIVINANZAS

3. Sin el aire, yo no vivo
sin la tierra, yo me muero.
Tengo yemas y no soy huevo.

Tengo copa y no sombrero.
Solución: El árbol

4.
En el campo me crié
entre largos verdes lazos,
aquel que llora por mí
es el que me hace pedazos.
Solución: la cebolla

jueves, 17 de enero de 2008

La Luna

Fases de la Luna


Fases de la Luna
Eclipse de Sol

Pincha sobre las 2 últimas imágenes para verlas en movimiento.

A petición de Elías pongo las adivinanzas que quedan. Ya podéis enviar las soluciones. ¡Suerte!

Adivinanza nº 5
Tengo cola y no soy animal,
y aunque subo muy alto, muy alto,
de las alas del ave estoy falto
y no puedo a mi antojo volar.
Solución: la cometa



Adivinanza nº 6
Dicen que soy rey y reino no tengo;
dicen que soy rubio y no tengo pelo;
afirman que ando y no me meneo;
arreglo relojes sin ser relojero.
Solución: el Sol

Adivinanza nº 7
Forman parte de tu cuerpo
y los puedes arreglar

pero, por más que lo intentes,

jamás los podrás contar.
Solución: los pelos

Adivinanza nº 8

Entre muchas casas blancas
y en un rojo comedor

una vieja parlanchina
se pasea sin ningún temor.

Solución: la lengua

Adivinanza nº 9

Un señor verde y encorvado,
en un mundo de papel,
si lo encuentras enojado
escupe fuego a granel.

Solución: el dragón

Adivinanza nº 10
Una cajita chiquita,
blanca como la cal:
todos la saben abrir,
nadie la sabe cerrar.

Solución: el huevo

miércoles, 16 de enero de 2008

Para leer

ENANITOS

Cuando está la luna

sobre el horizonte,

muchos enanitos

juegan en el monte.

A las esquinitas

y a la rueda, rueda,

juegan los enanos

bajo la arboleda.

Muy blanca la barba,

muy rojo el vestido,

los enanos juegan

sin hacer ruido.

Y así, como blandos

ovillos de lana,

por el monte corren

hacia la montaña.

Germán Berdiales

Para leer



LOS PECES VAN A LA ESCUELA

Hay un colegio

en el fondo del mar,

y allí los "bonitos"

bajan a estudiar.

Y el que más escribe

es el calamar,

y el que menos sabe

no sabe la "a".

A dar la lección

"Pez Espada" va,

lleva su puntero

para señalar:

"Con olas y barcas,

el Norte del mar,

y limita al Este

con playas sin par..."

Y después, muy serios,

todos a rezar:

Pupitre de perlas,

bancos de coral,

encerado verde

y tiza de sal.

Muchos pececitos

ríen al sumar.

Y el buzo a los peces

bajaba a asustar,

con su cara blanca

dentro de un cristal.

Gloria Fuertes

lunes, 7 de enero de 2008

Ganadores del concurso "¿Quién es quién?"

Les doy las gracias a los que han participado en el concurso por el interés que han puesto.
Han acertado a quién corresponden los ojos, aunque a Manuel Rojas y a Alejandro Rodríguez se les olvidó poner el número 27 que correspondía a Elías.
La única que los ha puesto todos y que además ha identificado los ojos del intruso es...

custom image

¡¡¡Enhorabuena Paula!!!

  • La intrusa era María Pineda, hermana de José Luis.

Sobre el concurso

Doy otra oportunidad para los que aún no habéis participado en el concurso. Tenéis el día de hoy para hacerlo.
Esta noche daré a conocer quién ha sido el ganador y mañana haré entrega del premio.
¡Suerte!

jueves, 3 de enero de 2008

Aviso importante

He visto que Manuel Rojas y Paula Urbano han adivinado quién es el intruso pero no han descubierto de quién se trata.
En caso de empate, ganaría quién dé el nombre de dicho intruso.

Pistas:
Es de un@ niño@ relacionad@ con alguien de la clase.
Ya fue alumn@ mí@.

¡¡¡Suerte!!!

Para participar en el concurso

Todos los que queráis participar en el concurso podéis enviarme la respuesta, bien como un comentario o mejor, directamente a mi correo: lorroyyy@yahoo.es

Si escribís una historia y queréis enviarla, lo podéis hacer también a mi correo.

Para poner un comentario en el libro de visitas sólo hay que pinchar en LIBRO DE VISITAS, a continuación en FIRMAR LIBRO y rellenar el desplegable. No hace falta contraseña ni clave.

Aprovecho para animaros a todos a participar como lo ha hecho Manuel Rojas. Hay un premio esperando.