domingo, 2 de noviembre de 2008

Historias en tres minutos

¿Qué pasaría si fuese invisible?

Me iría a una juguetería y jugaría con todos los juguetes. Leería todos los libros de fantasía de la biblioteca y ayudaría a los que lo necesitan, como a los que secuestran, y los salvaría.
Gonzalo
Un día Mar se levantó una mañana y, al querer mirarse en el espejo de su casa, vio algo impresionante: no se reflejó. Pensó que era un sueño, pero no lo era. Pensó que estaba bien ser invisible por una vez.
Mar
-Hola Mar.
-Mar, échame cuenta, por favor.
- ¿Ey Mar, estás ahí?
-Mar ??!
- Paula ¿qué le pasa a Mar?
- Paula ¿qué te pasa?
Malena
Me convertiría en invisibe para ayudar a las personas necesitadas sin que se dieran cuenta ellos. Así se sentirían bien, al poder conseguir lo que desean.
Elías
Si yo me hiciera invisible iría a por Yoco, pero iría a su planeta. Después buscaría a Amila e iría de nuevo al planeta de Yoco para jugar con él. Por último me iría a la cama para hacerme normal.
Alejandro Rodríguez
Érase un hombre invisible que cogía las cosas, robaba, espiaba etc. hasta que un día se hartó y fue haciendo el bien.
Haciendo el bien, los ciudadanos se creían que seguía haciendo el mal y entonces una bruja buscó una poción y el hombre invisible ya no fue invisible y entonces lo observaron todos los ciudadanos.
Post.: Murió en el año 1920.
Aarón
Si fuera invisible estaría jugando en mi casa. A lo mejor estaría viajando sin pagar dinero y pasándomelo bomba, jugando con la pelota y así con muchas cosas más. ¡Vamos, sería estupendo!
José Antonio
Si soy invisible sería un superhéroe e impediría que los ladrones robasen porque no me ven.
Mario
Érase una vez en Australia, un niño se hizo transparente y pudo atravesar las paredes y pasar a la casa del vecino. Lo acabaron descubriendo.
Álvaro
Si me volviera invisible haría locuras, bromas. Cogería un dragón mágico de un amigo mío del Spore y jugaría todo el tiempo. Lo mejor haría sería vivir la vida. ¡Ah! Me he vuelto visible (...)...
José Luis
Yo, pues me echaría agua y arena para que me vieran todos y entonces podría jugar con mis amigos, hacer controles y sacaría diez.
Carlos
Si me volviera invisible me iría al ordenadodor y jugaría hasta hartarme. Me tomo el desayuno y si tengo sueño me volvería a la cama y dormiría hasta hartarme y si no... ya vería. Eso es lo que haría.
Marta
Anoche estaba comiendo en casa de mi abuela, la bruja Rosa. Me tomé una sopa de estrellas y a la mañana siguiente:
-¡¡¡Soy invisible!!!
-¿¿¿Pero qué te ha pasado???
-La abuela.
Fui a su casa y me curé.
Mª Isabel
Si nos volvíeramos invisibles podríamos volar a todos los sitios. Volando podríamos agobiar a la gente, hacer burlas, y otras cosas muy, muy divertidas.
Carmen
Un día desperté en mi cama y vi que mis padres gritaban: -¡¡Juanjo!!. Entonces me di cuenta de que era invisible. Estaba asustado, creía que no volvería a ser normal. Al día siguiente me desperté y era ¡¡normal!!
Juanjo
Soy invisible y no tengo amigos porque no me ven. Yo desearía que me vieran, y así podría jugar. Pero así estoy bien.
Paula Nogales
Cuando me levanté y fui a lavarme la cara ¡no me veía en el espejo! Fui a buscar a mi madre y se pegó un susto de muerte cuando no vio nada, sólo mi pijama volando.
Paula Rodríguez
Me convertiría en un chico invisible y ayudaría a la gente sin que me vieran. Cuando fuera normal diría que Jesús hizo esas cosas.
Francisco
Yo estaría superapurada porque si yo me sentaba en una silla, si nadie me ve, se sentarían encima mía. Por otra parte me alegraría porque podría entrar en las casas de los demás, ver los controles de los días siguientes, podría huir de los demás sin que se dieran cuenta y...
Lola
Si fuera invisible me iría a dar un paseo haciendo piruetas y un salto mortal de tres metros. Me iría a los cines gratis, iría a conciertos y viajaría en un avión sólo.
Alejandro Morales
Esto era una vez un niño invisible. Hace dos días él lo pasaba muy bien pero el problema que tenía era, que él hablaba, pero no lo veían. Un día se volvió humano y estaba más feliz. Colorín, colorado este cuento se ha acabado con pan y pimiento.
Mª Pilar

Ayudar a la gente cuando les roben, porque soy invisible. Hacer cosas divertidas y volver a ser visible. Y este cuento de tres minutos se acabó, chimpón.
Manolo Larios
Cuando mi madre me vio, chilló y dijo:
- Elena, ¿dónde estás?.
Yo dije:
-¡Aquí!
-No te veo.
-Me he hecho invisible.
Pero a mi padre le había pasado y entonces volví a ser grande.
Elena